Información y opinión sobre los 102

pueblos de la provincia de Almería



Bienvenido y gracias por invertir un poquito de tu tiempo en este humilde blog en el que, sin afiliaciones políticas, ni empresariales, ni sindicales, ni de ningún otro tipo, trataré las noticias más relevantes de nuestra hermosa y a la par castigada provincia. Algunos de los temas serán conocidos por todos, otros serán anécdotas casi olvidadas por los almerienses y, cómo no, caerá alguna que otra primicia. Porque, que Almería sea pequeña, que lo es, no significa que no de un tremendo juego a los que nos dedicamos a esto de la comunicación. Y los que sigáis este blog con cierta asiduidad lo entenderés más pronto que tarde. Una cosita más: si queréis publicar vuestras opiniones, o algún artículo que sea de interés para los almerienses, éste es vuestro sitio.







miércoles, 9 de mayo de 2012

Cuadrados


ARTÍCULO DE OPINIÓN

Pablo Requena
He necesitado que transcurran, al menos, más de veiticuatro horas para digerir y asimilar las palabras del portavoz municipal del PSOE en la capital almeriense, a la sazón Juan Carlos Usero, sobre el uso de mármol de Macael en las “obras” -entrecomillo porque ni hay obras ni hay ná, y ni Dios sabe cuándo se reanudarán- de rehabilitación de la Plaza Vieja. Dice el bueno de Juan Carlos literalmente: “Nosotros siempre hemos apoyado el uso de materiales de nuestra tierra como el mármol, y especialmente en una obra tan emblemática como la Plaza de la Constitución”. Se tuvo que quedar en la Gloria bendita, porque esta frase la pronuncia en Fines, Olula o Macael y sale linchado. Y es que, como es sabido, no siempre -incluso diría que rara vez- han apoyado el uso de materiales almerienses, y al que le quede alguna duda, que visite el nada socialista palacio de San Telmo, rehabilitado con mármol de Carrara. Y eso por no entrar a hablar de la escuela del mármol de Fines.

Por tanto, no sabemos si será este siglo o el que viene, pero algún día habrá mármol almeriense cubriendo el suelo de la castigada Plaza Vieja. Pues chachi, pero mientras la plaza siga como está desde el año 2004 cuando se iniciaron las obras –casi una década para arreglar una plaza, la Junta sigue sin fallar a su detestable tradición de retrasos- ya pueden anunciar a bombo y platillo que, por ejemplo, se ha firmado un acuerdo con el Vaticano por el que la Santa Sede cede todas las esculturas de su Plaza de San Pedro para embellecer la Plaza Vieja de Almería. Lo que quiero decir es que hay que tenerlos cuadrados para tener hecha unos zorros la plaza que debiera dar vida al casco antiguo y que llevemos años sin que nadie haga nada a la par que nos intentan vender lo bonita que quedará el ansiado día en el que, ¡oh, milagro! se decidan a terminar la rehabilitación de una maldita vez, que falta hace, y ya no sólo por estética, sino porque salir a tapear por esa zona se ha convertido, en los últimos tiempos, en una de las actividades más tristes y deprimentes que existen, y seguro que el fin de las obras ayudaría en algo a paliar esa percepción. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Síguenos en tu correo electrónico